practicasperiodismo

agosto 20, 2008

becarixs precarixs: ¿formación o explotación?

Filed under: practicas periodismo — Etiquetas: , — practicasperiodismo @ 11:18 am

Creative Commons License
“Los becarios: el negocio de los medios” by Martínez Montes, L.; Ruiz Guitierrez, V.; Xil González I.; is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.

En el presente blog trataremos de analizar la situación de lxs becarixs en los medios de comunicación españoles. Partiendo del concepto inicial de las prácticas, estudiaremos su situación actual y como ello repercute en la profesión periodística.

El 80% de los periodistas afirma haber realizado prácticas antes de incorporarse al mundo laboral[1]. Este dato demuestra la predisposición del alumnado a completar su formación teórica con la experiencia del día a día en un medio de comunicación. Este hecho, unido a la obligatoriedad de créditos prácticos en los planes de estudios de las carreras de comunicación, crea un gran séquito de mano de obra gratuita que facilita el camino de las empresas hacia la mayor rentabilidad económica.

Julio y agosto, septiembre, octubre...

Julio y agosto y septiembre y octubre y...

El aumento del número de practicantes en los puestos estructurales en los medios genera fuertes disfunciones en el acceso a la profesión periodística. Según estudios recientes, la inserción laboral del recién licenciado se produce sobre todo en condiciones de becario y cada vez más se retrasa el primer contrato, tal y como revela el estudió de la profesora de la Universidad de A Coruña, María Jesús Freire. [2]

Pero la precarización no sólo afecta a estudiantes y profesionales, sino que también repercute en la calidad informativa. Así, se resiente la función social de los medios en beneficio de una sociedad plural y bien informada.

A continuación, trataremos de demostrar estas hipótesis mediante datos, observaciones y análisis. Finalmente, aportaremos posibles SOLUCIONES para reinvertir esta situación y recuperar el sentido formativo de las prácticas cuyo propósito último debe tener una orientación académica y no económica.


[1] Informe sobre la formación en periodismo 2007 de la Fundación de Asociaciones de la Prensa. Página 162.

[2] FREIRE, María Jesús. Estudio disponible en ECCUS nº 276 (periódico universitario).

agosto 19, 2008

El concepto de las prácticas

Filed under: Uncategorized — practicasperiodismo @ 9:46 am

 

Las estancias prácticas en los medios de comunicación se establecieron con el beneplácito de las instituciones académicas, tanto de grado medio como superior, con el objetivo de complementar la formación teórica de los alumnos. Esta consideración centra el beneficio de las prácticas en el propio individuo, sin concebir un aprovechamiento económico por parte de las empresas. En España hay 33 universidades que imparten periodismo, de las cuales el 55% son privadas y el 45% públicas. Debido al carácter formativo que se presupone a las prácticas, el 72,8%[1] de ellas no considera obligatoria una remuneración económica para el becario.

 

 

Sin embargo, el último informe emitido por la FAPE indica que el 64,9% de lxs practicantes reciben un sueldo. Esta cifra nos hace presuponer que los medios de comunicación adulteran el sentido de los créditos prácticos, convirtiendo al becario en un trabajador más. Esta intención de las empresas está avalada por un vacío legal que desprotege laboralmente al practicante, cuya figura no está reconocida jurídicamente.

 

Pese ello, el Tribunal Supremo ha amparado el carácter formativo de las prácticas en varias sentencias. La primera de ellas, que ha creado una favorable JURISPRUDENCIA para casos posteriores, data de 1995:

 

 

 

La Beca es una relación de beneficio y no puede prevalecer en el provecho de la entidad empleadora. La beca puede configurarse como una donación modal, art. 619 del Código Civil, en virtud de la cual el becario recibe un estipendio comprometiéndose a la realización de algún tipo de trabajo o estudio que redunda en su formación y en su propio beneficio. Es fundamental la finalidad formativa de la beca, mientras que si prevalece el interés de la entidad en la obtención de la prestación del servicio, y si la entidad hace suyos los frutos del trabajo del becado, se tratará de un contrato de trabajo y no de una beca.

 

De este modo, el Tribunal Supremo centra la finalidad de las prácticas en un carácter formativo, orientando el beneficio al estudiante y no a la empresa, ya que, si ocurriera lo contrario hablaríamos de un contrato de trabajo.

  (more…)

agosto 18, 2008

La situación: del concepto a la realidad

Filed under: Uncategorized — practicasperiodismo @ 10:52 am

Sin becarixs mañana no sale el periódico A pesar de que el carácter formativo es el gran protagonista en el concepto de prácticas, la realidad es diferente. Cada vez más los medios de comunicación recurren a un mayor número de becarios. El caso más llamativos se produce en la prensa, donde sólo son ocho de cada cien medios escritos los que no utilizan practicantes. El porcentaje de becarixs también es muy elevado en el caso de la televisión (88%) y la radio (84%).

Como observamos en el gráfico anterior, la tendencia aumenta cada año. Sólo entre el ejercicio 2005/2006 y el ejercicio 2006/2007 las empresas que recurren a practicantes se han incrementado en un 9,4% en el caso de la prensa, en un 5,4% en la televisión y 1,4% en la radio. En ningún medio, ha decrecido el porcentaje de becarixs.

 

CAUSAS

 

El número de becarixs aumenta tanto por la elevada demanda de los medios de comunicación como por la gran predisposición de los estudiantes a realizar prácticas. A ello también contribuye la actitud de las universidades, el individualismo de los periodistas y la pasividad de los inspectores de trabajo, como expondremos a continuación:

 

  1.  Empresas periodísticas

La búsqueda de la mayor rentabilidad económica posible explica el uso tan elevado de los becarios, entendidos como una mano de obra gratuita o semi-gratuita. Con ello, los medios reducen los costes de producción y mejoran la cuenta de resultados. Según Agustín Yanel, secretario general de la FeSP (Federación española de Sindicatos de Periodistas) y presidente del comité de empresa de El Mundo, el número de practicantes en su periódico supera el 50% de la plantilla durante los periodos vacacionales. Para Yanel “esto se debe al imperativo de la cuenta de resultados: mientras que un redactor con contrato cobra entre 2.000 y 2.500 euros al mes, el becario no supera los 460 euros, a pesar de que sustituye a un miembro de la plantilla”[1].

 

Aunque la mayoría de las universidades no obligan a remunerar al alumno porque se entiende que este es el beneficiario final de las prácticas, el 64,9%[2] de los becarios afirma haber recibido una dotación económica. Esta voluntad por parte de las empresas indica que en realidad, el beneficio de las prácticas recae en los medios de comunicación. Las empresas tratan de contentar a los becarios con sueldos insignificantes que no han variado desde el año 2002, manteniéndose en una media de 350 euros[3].

Además, en su intento de reducir los costes al máximo, eliminan la figura del tutor como sujeto formador del estudiante, que se incorpora al medio realizando desde el principio las funciones de cualquier otro trabajador. Agustín Yanel asegura que “en los numerosos debates que han organizado los sindicatos integrantes de la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) se coincide en que las prácticas suelen ser una utilización abusiva por parte de las empresas porque, en realidad, ningún tutor supervisa las actividades de los estudiantes, nadie les enseña cómo hacer las cosas y son utilizados como mano de obra”[4]. Una vez más, se demuestra que la rentabilidad económica prima por encima del carácter formativo que se presupone a las prácticas.

 

 

    2.     Estudiantes

 

Año tras año, “la falta de prácticas, el exceso de teoría en la enseñanza y la falta de contacto con la realidad son los aspectos más negativos señalados por los licenciados en cuanto a la formación recibida”[5]. Esto puede explicar la fuerte predisposición de los alumnos a realizar prácticas.

 

A la carencia de créditos prácticos durante la carrera, se suma también la esperanza de acceder al mercado laboral a través de un contrato como practicante o becario. Se trata de una percepción falsamente construida, porque, según los datos extraídos del Informe sobre la formación del periodismo 2007 de la Fundación de Asociación de la Prensa, sólo el 5,3% de los periodistas encuentra un puesto de trabajo mediante la realización de prácticas y un 4,1% a través de becas:

 

Formas de acceso de la profesión periodística

Prensa

Revistas

Radio

Televisión

Internet

Agencia

Total

Participación en un proceso de selección

24,20%

22,20%

24,10%

15,90%

28,90%

12%

32,50%

Porque conocían mi trabajo en otra empresa

20,90%

24,90%

16,70%

22%

18,80%

36%

20,10%

Contactos

16,80%

18,70%

18,50%

12,20%

12,70%

20%

20,10%

Oposición

11,90%

2,40%

1,90%

26,40%

23,90%

4%

7,70%

Mediante prácticas

11,50%

15,40%

14,80%

12,10%

7,60%

<p class=”MsoNormal” style=”text-align:center;margin:0;” align=”center”8%

5,30%

Beca/colaborador

6,50%

7,30%

1,90%

5,50%

5,60%

4%

4,10%

Empresa propia

3,20%

2,70%

16,70%

1,10%

0,50%

16%

4,10%

Promoción interna

3,10%

4,10%

5,60%

3,30%

1,50%

 

4,10%

Otros

1,30%

1,40%

 

1,60%

 

 

1,60%

NS/NC

0,60%

0,80%

 

 

0,50%

 

 

Fuente: Encuesta realizada por Demométrica para la APM en julio de 2007 entre mil periodistas, con un margen de error de ±2,9 por ciento, bajo un nivel de confianza del 95,5 por ciento. Elaboración propia.

 

Por otro lado, los alumnos están dispuestos a realizar prácticas en cualquier condición porque adoptan como propias las necesidades construidas interesadamente por los actores del mercado. Esta mitificación de las prácticas neutraliza las actitudes críticas y la oposición estudiantil a una situación de explotación.

Además, el individualismo que reina dentro de la sociedad en general, y en particular, en la carrera de periodismo actúa como un freno a la hora de exigir a la universidad que regule correctamente el ejercicio de las prácticas. Entre los estudiantes prima la idea de que “si no lo acepto yo, lo aceptará otro”.

 

 3.    Universidad

(more…)

agosto 17, 2008

Soluciones

Filed under: Uncategorized — practicasperiodismo @ 11:34 am

 

A continuación esbozaremos, a modo de propuesta, una serie de soluciones para erradicar los problemas que se desprenden de la utilización fraudulenta de becarios en las empresas periodísticas (precarización, descenso del número de puestos de trabajo, pérdida de calidad del producto informativo y debilitamiento democrático). Estas medidas necesitarían un marco regulatorio ratificado por todas las partes implicadas: universidades, empresas y estudiantes.

 

  1.  Planteamiento académico-formativo

En primer lugar, es fundamental enfocar el prácticum como lo que es: una asignatura más, cuya finalidad es formar al alumno en la práctica periodística y nunca considerarlo como mano de obra. En este sentido, abogamos porque la universidad garantice plazas para todos los alumnos matriculados en esta asignatura. Conscientes de la dificultad que esto acarrea, apostaríamos por los prácticums/prácticas internos en los que se fomente la creación y desarrollo de medios universitarios: prensa, radio, televisión e investigación, explotando tanto las vías analógicas como las posibilidades ofrecidas por lo digital.

 

Las prácticas internas se realizarían a modo de talleres aprovechando la capacidad del profesorado que compatibiliza su actividad docente con el trabajo en algún medio de comunicación. También se podría recurrir directamente a profesionales.

 

Otro de los principios básicos para salvaguardar el carácter formativo del prácticum es la rotación del alumno en las diferentes secciones o funciones. De este modo, el estudiante está obligado a conocer todas las tareas que implica la actividad periodística, al mismo tiempo que se evita una producción rutinaria y continuada de piezas informativas que suponga la mera sustitución de un profesional.

 

El cumplimiento de estas pautas en la realización de prácticas o prácticum acarrearía la desaparición de las retribuciones económicas a los becarios, pues al ser una asignatura más cuyo único beneficiario es el alumno, el cobro por formarse pierde todo su sentido. En aquellos casos en los que no se respete el carácter formativo y el máximo beneficiario sea la empresa, hablaríamos de una relación contractual y, por consiguiente, remunerada. Así lo ratifican diferentes sentencias del TS.

 

La vigilancia del cumplimiento y asesoramiento de dichas funciones deben correr a cargo de los tutores. Para ello es fundamental que ambos cumplan con sus obligaciones: el de la empresa tiene que hacer un seguimiento continuado del alumno, siendo el máximo responsable de su formación; mientras que el tutor en la comunidad universitaria debe velar por el respeto íntegro del convenio firmado. En ese sentido, proponemos tutorías semanales en las que el profesor pueda conocer la situación real del estudiante en el medio de comunicación.

 

 

 2.   Condiciones mínimas para su ejercicio

 

La jornada del practicante no deberá superar las cinco horas diarias, de manera que se respete la relación horas lectivas-créditos. Además, quedarán excluidos los turnos de noche, los fines de semana y los periodos vacacionales, especialmente los meses de verano. Así nos aseguraremos de que el becario no sea utilizado como sustituto de un trabajador del medio.

 

Del mismo modo, es condición sine qua non que el número de becarios en cada medio de comunicación no exceda nunca el 10% de la plantilla total. Con ello, evitaríamos que se ocupen puestos de trabajo estructurales.

 

Por otro lado, consideramos que la universidad debería facilitar el traslado del alumno hasta el lugar donde realice las prácticas.

 

Finalmente, es necesario que las competencias del practicante se ajusten a lo establecido dentro del seguro escolar.

 

 

 3.  Producción y responsabilidades

(more…)

Blog de WordPress.com.